RADIO AM 900

Estudios en calle Gral Pico 610 – 25 de Mayo, La Pampa

Caen las ventas en supermercados y jugueterías

Buenos Aires, viernes 25 de Noviembre de 2016

Indicadores de evolución de ventas basados en información fiscal para el tercer trimestre de la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires mostraron números rojos en todos los rubros pero además en algunos de los sectores registraron una profundización de las caídas.precios-indec-supermercado

En el caso de las ventas de alimentos en los supermercados, por caso, la caída en el tercer trimestre de este año con relación al mismo período de 2015 fue de 1,8 por ciento. Se trata de una variación superior a la verificada un trimestre atrás (-0,8%) que muestra un cambio de tendencia con relación con el mismo período del año pasado, cuando las ventas crecieron al 1,5 por ciento.

La comercialización de otros artículos en los supermercados se desplomó. De acuerdo con los datos oficiales, cayeron 21,3% en la medición interanual. Ese sector también profundizó su caída. En el segundo trimestre había retrocedido 17,1 por ciento.

La facturación de los restaurantes porteños cayó 5,6%, mientras que la de las casas de comidas rápidas retrocedió 7,5%. Ambas medidas interanuales fueron superiores a la registradas un trimestre atrás por la dependencia estadística de la ciudad. En las jugueterías la baja fue de 3,4%.

Los únicos sectores que pese a los retrocesos en las ventas mostraron una desaceleración de sus bajas en el tercer trimestre del año frente al período anterior fueron los electrodomésticos y los celulares. En el primer caso hubo una caída de 7,8%, cuando en el segundo trimestre había sido de 18,6 por ciento. El de electrodomésticos fue un sector sumamente golpeado durante este año, ya que a fines de 2015 muchos consumidores adelantaron sus compras gracias a los planes de financiamiento en cuotas y ante la inminencia de una devaluación. Estos bienes están dolarizados. Las ventas de celulares, por su parte, cayeron 10,3%, menos que el 13,8% registrado un trimestre atrás. En una economía que no se recupera, el consumo sigue sin signos vitales. (La Nación)