RADIO AM 900

Estudios en calle Gral Pico 610 – 25 de Mayo, La Pampa

El conflicto entre Mendoza y La Pampa por el río Atuel llegó a la Corte Suprema

Nacionales, Miércoles 07 de Junio 2017

Convocaron a una audiencia el miércoles que viene en el Palacio de Justicia. Los pampeanos dicen que los mendocinos les retacean el agua.

 

Bki9vOn7g_930x525

 

La Corte Suprema de Justicia de la Nación convocó a una audiencia pública en el marco del viejo juicio planteado por la provincia de La Pampa contra la de Mendoza por el uso del agua del río Atuel, que antes de llegar a la llanura atraviesa el suelo cuyano.

La audiencia será el próximo miércoles, 14 de junio, en la sala del máximo tribunal ubicada en el cuarto piso del Palacio de Justicia, Talcahuano 550. La Corte habilitó la intervención de «amigos del tribunal» que deberán acreditarse previamente para poder expresar sus opiniones.

El juicio fue promovido por la provincia de La Pampa, que alega que Mendoza «incumplió diversas obligaciones vinculadas con la regulación de los usos del río Atuel», según informó a través de un comunicado el máximo tribunal.

La Pampa también pidió a la Corte «que se le prohíba» a Mendoza «efectuar cualquier tipo de acción u obra sobre el referido río y sus afluentes que implique una alteración de la cantidad o calidad del agua que deba llegar a su territorio», según consignó el máximo tribunal.

Por su parte, Mendoza planteó la excepción de cosa juzgada, entre otras defensas, por considerar que la pretensión de la actora no es más que un replanteo de lo ya resuelto en la sentencia de la Corte del 8 de diciembre de 1987, publicada en Fallos: 310:2478, y sostiene que ha cumplido con las obligaciones emergentes de dicho pronunciamiento y con las asumidas en los acuerdos posteriores que vincularon a las partes. Asimismo afirma que no le cabe responsabilidad alguna por el estado ambiental actual del territorio pampeano, sino que ese escenario se derivaría de razones naturales y de las omisiones en materia de políticas públicas en las que habrían incurrido la actora y el Estado Nacional.