RADIO AM 900

Estudios en calle Gral Pico 610 – 25 de Mayo, La Pampa

El titular del Banco Central fijó una meta de inflación de entre 12% y 17% para 2017

Buenos Aires, martes 27 de Septiembre de 2016

 

El presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, anunció ayer que la meta de inflación para 2017 oscilará entre el 12% y el 17%, al tiempo que reveló que la tasa de interés de referencia a partir de enero será la de pases -colocaciones de corto plazo- y no la de las Letras del Banco Central (Lebac) como sucede en la actualidad.

 

«El Banco Central asume el compromiso de afrontar el objetivo para que la tasa de inflación del año próximo sea de entre el 12% y el 17%», dijo Sturzenegger al inicio de una conferencia de prensa que ofreció esta tarde en la sede del ente monetario para anunciar las Metas de Inflación del BCRA para 2017.

El titular de la entidad afirmó, asimismo, que «la principal función del Central es que se cumpla esa meta de inflación» cuya implementación calificó como «sencilla, de no mucha complejidad».

La otra novedad principal de los anuncios formulados esta tarde por Sturzenegger fue que la tasa de Lebac a 35 días de plazo dejará de ser la tasa de interés de referencia a partir del 1 de enero de 2017.

«Desde enero del año que viene utilizaremos como tasa de referencia a la de pases a 7 días, lo cual permitirá dar mayor estabilidad y transparencia al mercado, con lo que la actual tasa de Lebac se fijará mensualmente, los terceros miércoles de cada mes», explicó Sturzenegger.

banco central

El presidente del Central también consideró que el hecho de que 2017 sea «un año electoral no perjudicará la marcha del proceso de desinflación en curso, ya que el descenso de la inflación favorecerá el crecimiento económico del país».

Sturzenegger pasó revista a lo actuado por el BCRA en lo que va de 2016 y aseguró que, que tal como se había previsto en abril, la tasa de inflación de los últimos tres meses de este año descenderá al 1,5% mensual, lo que el funcionario consideró una clara demostración del éxito de la política antiinflacionaria de la entidad.

En este sentido, adelantó que la meta de inflación para 2018 será de entre el 8% y el 12%, mientras que para 2019 se estableció ese objetivo en el 5%.

Para respaldar la tendencia bajista de la inflación, comparó las previsiones del BCRA para 2017 con las formuladas por el mercado y las consultoras privadas.

«En tanto nosotros vemos una tasa de inflación del orden del 17% para junio próximo, la que surge del Relevamiento de las Expectativas del Mercado (REM) se ubican en el 19,8%, mientras que los analistas privados ven una tasa de la inflación núcleo (sin precios regulados ni estacionales) del orden del 17,9%», explicó Sturzenegger.

Si bien «esto muestra que existe todavía una brecha de confianza entre el mercado y las previsiones del BCRA, lo cierto es que esa brecha es muy estrecha e indica un acercamiento en las perspectivas de desinflación», aseveró.

Al referirse a las tareas de coordinación entre el Banco Central y el Tesoro en la lucha contra la inflación, Sturzenegger subrayó la importancia de que este año se esté cumpliendo con los objetivos de transferencia del ente monetario de 160.000 millones de pesos en cuatro partidas iguales.

Este monto, con el cual el BCRA atiende este año las necesidades de financiamiento del Ejecutivo nacional, representa un 2,1% del PBI frente al 4,4% transferido en 2015, lo que constituye «una reducción drástica» en la visión del titular del ente monetario.

Para 2017, el BCRA prevé una ayuda al Tesoro de 150.000 millones de pesos que, de acuerdo con el Presupuesto elaborado por el Palacio de Hacienda, representarán el 1,5% del PBI, concretando así una continuidad de la deseada reducción de la emisión monetaria para atender el gasto público.

Más adelante, el presidente del Central anunció que la tasa de Lebac dejará de ser la referencia para el mercado a partir del 1 de enero ya que la entidad creará un Consejo de Política Monetaria que estará encargado de definir cada semana una tasa de interés para los pases (operaciones de corto plazo entre los bancos y el BCRA, de entre 1 y 7 días) que será la nueva tasa de referencia para el mercado.

Por otra parte, las licitaciones de Lebac que actualmente se realizan los martes y cuya tasa de interés a 35 días sirve de referencia al mercado, se realizarán a partir de enero sólo una vez, los terceros miércoles de cada mes, y ya no serán más que una «gestión de pasivos del Banco Central», explicó Sturzenegger.

Hacia el final de su exposición, el titular del Central enfatizó que «el foco de la política monetaria del BCRA será la fijación de tasa de pase de referencia».