RADIO AM 900

Estudios en calle Gral Pico 610 – 25 de Mayo, La Pampa

Padres dicen que es «un manotazo de ahogado» el habeas corpus de Tatavitto

(El diario de La Pampa).- El abogado del profesor condenado por los abusos en el jardín de infantes de 25 de Mayo pidió su liberación. Los padres rechazan esa pretensión y confían en la justicia.

Los padres de las víctimas de los abusos sexuales en el jardín de infantes de 25 de Mayo consideraron «un manotazo de ahogado» el pedido de liberación del profesor condenado por el caso, Marcelo Tatavitto, presentado por su abogado defensor, Omar Gebruers, el miércoles pasado, en el Superior Tribunal de Justicia.

Tatavitto está detenido en la comisaría de Winifreda desde el pasado 13 de agosto, cuando un tribunal de audiencia integrado por Flavia Ongaro, Raúl Miguez Martín y María Florencia resolvió extender su prisión preventiva. El docente ya estuvo dos años y siete meses en prisión preventiva durante la primera parte de la investigación.

Previa a la última detención de Tatavitto se había realizado una audiencia de reexamen de las medidas de coerción, donde el abogado de las querellas, José Mario Aguerrido, los representantes de la Fiscalía, Juan Bautista Méndez y Eugenia Bolzan, y la Asesora de Niñas, Niños y Adolescentes, María Agostina Pensa, habían solicitado la prisión preventiva e inmediata detención de Tatavitto. A Tattavito ya le había sido rechazado un recurso de casación. El abogado Omar Gebruers había solicitado que no se hiciera lugar al pedido de detención y que continuara en libertad hasta que se agotaran todos los recursos extraordinarios. Sin embargo, como se terminaron todas las instancias de apelación en la provincia, se consideró que el riesgo de fuga es real y debe permanecer detenido.

 

Recursos «sin fundamentos»

«Desde que comenzamos a transitar nuestro largo camino judicial, hemos atravesado miles de situaciones diversas; tuvimos que aprender significados de palabras jurídicas, recorrer pasillos de oficinas judiciales, cámaras gesell, peritos psicológicos y psiquiátricos, transitamos miles de kilómetros para estar en cada audiencia sin importar el frío, el calor, el fuego, y la lluvia; aprendimos como dar cada paso manteniéndonos en calma y con un único objetivo a cumplir», manifestaron en un descargo que difundieron este viernes.

«Entre tantas idas y vueltas ( ya pasaron 6 años de las denuncias), nos hemos cruzado en varias oportunidades con el abogado defensor. Esto ha hecho que aprendamos después de haber tenido que escuchar sus laaargoooooosss alegatos, que siempre más es menos», señalaron. «Conocemos sus lazos de amistad con el diario provincial, a quien siempre recurre rápidamente cada vez que hace una nueva presentación, y por ello ocupa lugares de privilegio en las portadas. Sabemos como a través de sus lazos políticos, intentan con la ex diputada y el gremio provincial, que esta causa se caiga buscando argumentos demasiado pobres para un letrado de su jerarquía», reprocharon.

De todos modos, los padres aclararon que «nada de esto nos preocupa, porque cuando la verdad prevalece, cuando se defienden los derechos del niño, cuando la Justicia los escucha como víctimas y no como espectadores de una situación de abuso, cuando no hay otro interés de los papás que denunciamos, solo la búsqueda de justicia por nuestros hijos, todo lo demás sobra».

«Seguirán presentando recursos sin fundamentos, dando manotazos de ahogado, buscando errores que no existen, juzgando a personas que realizaron su trabajo correctamente, y bla, bla, bla. Nosotros acá seguiremos, esperando que el » docente » Tatavitto cumpla con su condena, que pague por todo el daño que ocasionó en la salud física y mental de niños de 3 y 4 años, que las maestras jardineras y el ex director sean visibilizados por toda la sociedad como autores del los abusos aunque no se logró la condena para ellos», remarcaron.

«La Justicia es lenta, compleja, muchas veces interpretada de distintas maneras según quien la evalúe. Pero jamás puede ser dubitativa cuando quien la exige tuvo la valentía de denunciar con 4 años», concluyeron.

 

Habeas corpus

El abogado Omar Gebruers, defensor de Marcelo Tatavitto -condenado a 12 años de prisión por los abusos de dos niños en el jardín de infantes de 25 de Mayo- presentó el miércoles pasado ante el Superior Tribunal de Justicia un pedido de «habeas corpus» solicitando que «se decrete el cese inmediato de su detención por aplicación abusiva del instituto de la previsión preventiva». Ahora, el máximo organismo judicial de la provincia tiene 48 horas para solicitar un informe al juzgado que extendió la preventiva y dos días más para resolver la situación del docente.

El pasado 30 de julio, el Superior Tribunal de Justicia declaró inadmisible el recurso de casación presentado por Marcelo Tattavito Roade y, de ese modo, le confirmó la condena a 12 años de prisión como autor de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante, agravado, por haber provocado un grave daño en la salud mental de la víctima, y abuso sexual gravemente ultrajante.

Los hechos concursaron en forma real y fueron cometidos en perjuicio de dos alumnos del Jardín de Infantes N° 12 de 25 de Mayo.

Los abusos fueron cometidos entre marzo y abril de 2015 en el baño de la Oficina de Coordinación –donde Tatavitto prestaba servicios– de la Escuela Especial 10, que funcionaba en el mismo edificio que el JIN.

Los defensores particulares del acusado, Omar Gebruers y Alejandra Lezcano López, tienen aún la posibilidad de recurrir ante la Corte Suprema de Justicia. Allí ya tienen presentado un recurso extraordinario solicitando la absolución de Tattavito por insubsistencia de la acción penal; es decir porque no se llegó a una sentencia firme en un plazo razonable. Ese mismo planteo ya le fue denegado por la propia Sala B del STJ el 15 de septiembre del año pasado.