RADIO AM 900

Estudios en calle Gral Pico 610 – 25 de Mayo, La Pampa

Paran otra vez los empleados bancarios

banco

Jueves y viernes no habrá atención al público.

Los trabajadores bancarios concretarán un nuevo paro de 48 horas, en reclamo de la reincorporación de despedidos y de un incremento salarial acorde al impacto que generaron las medidas económicas del gobierno nacional. El secretario general de la Asociación Bancaria local, Raúl Ibáñez, dijo que se espera que el acatamiento sea total, tal como ocurrió con la medida de fuerza anterior.

El paro será este jueves y viernes, con asistencia a los lugares de trabajo pero sin atención al público.

“Ratificamos las solicitudes ante el Ministerio: la reincoporación de los 47 despedidos del Banco Central de los 7 despedidos del Banco Provincia de Buenos Aires”, dijo Ibáñez.

A ese planteo se agrega el pedido de una recomposición salarial, “en un porcentaje que compense la pérdida del salario y acompañe el ritmo inflacionario de la economía del país”, dijo el dirigente.

Ibáñez insistió en que se han notado en los últimos 4 meses “ajustes que han deterioridao seriamente nuestros salarios”.

Otra de las demandas del sector es la modificació o derogación del Impuesto a las Ganancias, “que que grava seriamente a los trabajadores bancarios”, reprochó. Remarcó, en ese sentido, que “no se colmaron las expectativas de acuerdo a las promesas que se hicieron en campaña, todos manifestaban entonces que se iba a rever el tema. El gobierno no ha realizado ni concretado esas promesas, pero además con las últimas medidas adoptadas no solo no modificaron la situación de quienes estaban afectados, sino que agregaron al tributo a compañeros que antes no tributaban”, lamentó.

Frente a ese incremento impositivo, “en caso de un acuerdo paritario volveríamos a estar en la misma situación”, dijo. Y repitió la exigencia de máxima: “el salario no debería estar gravado porque no es ganancia”, aseveró.

Entrevistado en Radio Kermés 106.1, Ibáñez afirmó que “no hay motivo” para los despidos, “son sin justa causa, no se expresaron los motivos”. Pero además comentó que “sí se sabe que son 47 trabajadores que ingresaron por concurso, que cumplían funciones, ninguno era ñoqui. Y, oh casualidad, entre los despedidos están los que tenían el poder de iespección en las cuevas bancarias de la city porteña”, aseguró, sugestivamente.

En las últimas semanas diversos sectores alertan sobre el vaciamiento concretado por el macrismo en las áreas que investigan o tienen la misión de poner bajo la lupa a los delitos económicos y el lavado de dinero.

Ibáñez recordó que “en el anterior paro el acatamiento fue total y adevertimos de acuerdo a las consultas que venimos haciendo que en esta oportunidad va a ser de las mismas características”.

Consultado acerca de despidos en La Pampa, aclaró que en el sistema financiero provincial no los hay, “pero somos cautos por el avance de las políticas económicas. Si se sigue enfriando la economía la actividad financiera va a caer y es un serio riesgo para los trabajadores”, completó.