RADIO AM 900

Estudios en calle Gral Pico 610 – 25 de Mayo, La Pampa

Preocupación de los trabajadores por una obra clausurada

subsecretario de Trabajo Marcelo Pedehontaá

Ante la preocupación de trabajadores y contratistas que se desempeñan en el predio donde se construye RefiPampa, que fue clausurado, el subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá, afirmó que se está buscando una solución con los propietarios de esa empresa que tenía 18 empleados en negro.

Si bien según el diario santarroceño «El Diario» trascendió que la empresa ya habría realizado las presentaciones correspondientes ante la Subsecretaría de Trabajo del Ministerio de Desarrollo Territorial de la Provincia, los obreros se sienten perjudicados por no poder realizar sus tareas, al igual que los contratistas por el perjuicio económico que les provoca la sanción.

La medida dispuesta por las autoridades de la cartera de Trabajo, que según se desprende de las presentaciones realizadas por la empresa habría sido considerada como “arbitraria” y “desproporcionada”, perjudica a más de 50 familias que dependen del salario que se ganan en la obra.

Pero además, explican que lo llamativo de la indefinición es que el no levantamiento de la clausura preventiva retrasa la puesta en marcha de lo que apunta a convertirse en una de las principales industrias de la Provincia. Más aún si se tiene en cuenta que la Provincia, a través de Pampetrol, tiene el 20 por ciento de las acciones de RefiPampa.

Según presentaciones realizadas ante las autoridades correspondientes, las actuaciones realizadas por Trabajo habrían sido impugnadas por carecer de fundamentos que justifiquen la procedencia de una clausura.

Siempre según las presentaciones de la empresa que constan en la oficina laboral de la Provincia, las causas que motivaron la clausura preventiva fueron calificadas como “vagas e indefinidas”, al “no puntualizarse ni poder constatarse los motivos reales y concretos de la medida”.

Además, se supo que personal de la obra habría realizado inspecciones propias y “adecuaciones” que entienden podrían resultar pertinentes.

A su vez, en las presentaciones que realizara la empresa ante la subsecretaría interviniente se subraya “la falta de celeridad por parte de las autoridades en solucionar un conflicto que provoca tamaño perjuicio”. Por ello, más allá de la controversia planteada, y habiéndose realizado los descargos pertinentes, “no se explica la dilación en la solución del conflicto, considerando que se afecta fuentes laborales y los perjuicios económicos que se ocasionan”.

Según se supo por gente que trabaja en el lugar, la obra es objeto de inspecciones permanentes, pero nunca se señalaron cuestiones que motivaran algún tipo de sanción. Incluso, la última se había realizado pocos días antes a la que motivó la clausura. También sin haberse detectado ningún tipo de anomalías.

La palabra del subsecretario de Trabajo

El subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá, explicó que la clausura se realizó hace dos semanas ya que la empresa RefiPampa y la subcontratista Constructora Díaz SRL no cumplimentaban normativas de seguridad e higiene a cargo de programas aprobados por las ART, labrándose además infracciones por tener dieciocho empleados sin Credencial de Registro Laboral (en negro).
El funcionario contó que además de empleados en negro había trabajadores extranjeros que luego renunciaron en la delegación de la subsecretaría.

“Yo clausuro porque no se cumplía con ninguna normativa de seguridad e higiene. La empresa presentó un plan de contingencia que estamos analizando”, detalló Pedehontaá, que desmintió la falta de argumentos para la clausura como decía el comunicado desde 25 de Mayo.

Sobre la incertidumbre de los trabajadores, el encargado de la cartera de Trabajo dijo que se reunió con los propietarios de RefiPampa para encontrar una solución.

“Todo el procedimiento se realizó con el acompañamiento de los representantes gremiales de UOCRA que habían mostrado preocupación por la situación”, contó y además detalló que también clausuró la obra de la Estación de Servicio que está ubicada en la entrada de la localidad de 25 de Mayo. (El Diario)