Home / EL PAÍS / Macri: “Los argentinos estamos mejor que hace tres años y estamos listos para avanzar”

Macri: “Los argentinos estamos mejor que hace tres años y estamos listos para avanzar”

VIERNES 01 DE MARZO DE 2019

El jefe de Estado abrió las sesiones ordinarias del Congreso ante la Asamblea Legislativa. Se cruzó en varias oportunidades con los K y les recordó: “¿Cómo puede ser que hayan condecorado a Maduro cuando no se respetaban los DDHH en Venezuela”. Su discurso marcó el inicio de un año electoral intenso
En otro tramo de sus palabras, el líder de Cambiemos volvió a analizar las causas de la crisis económica: “Cuando empezamos a crecer y a asomar la cabeza como país, tuvimos tres shocks. La salida de capitales, la sequía que afectó al campo y la causa de los Cuadernos. Todo nos agarró a mitad de camino, porque recién estábamos saliendo, porque no habíamos terminado los cambios en los cimientos podridos y descuidados por décadas”.

En un discurso con pocas novedades en el plano económico, se destacó el anuncio del jefe de Estado quien adelantó que aumentará un 46% la Asignación Universal por Hijo. El Presidente prometió además que la inflación comenzará a ceder este año. “El déficit fiscal es el principal causante de la inflación y la inflación es el principal causante de la pobreza y el estancamiento de este país”, describió.

Dijo que “Pobreza Cero”, uno de sus ejes de campaña de 2015, es “un horizonte”. “No sé es pobre por lo que se gana a fin de mes, esa es sólo una dimensión muy importante. La pobreza estructural tiene que ver con la dignidad perdida y este año fuimos a la raíz del problema para que la pobreza empiece a bajar”, desarrolló.

El jefe de Estado hizo una fuerte defensa de las modificaciones legislativas impulsadas por su Gobierno que permitieron avanzar en las causas de corrupción. “Se está acabando la impunidad y en este sentido también estamos mejor que en 2015”, subrayó. Fue uno de los primeros momentos de tensión. La alusión a las causas que tienen como imputados a ex funcionarios del kirchnerismo generó cruces en el recinto entre el oficialismo y la oposición.
Hubo otros momentos álgidos. Quizás el más peculiar se dio cuando Johanna Picetti, la dirigente que integraba la lista de candidatos a diputados de Cambiemos pero no pudo asumir por “inhabilidad moral”.

Uno de los dirigentes opositores que obligó al mandatario a frenar su discurso en al menos dos oportunidades fue Agustín Rossi. El jefe de los diputados K cuestionó algunas afirmaciones del Presidente, quien contestó: “Los insultos hablan más de ustedes que de mí, señores, yo estoy acá por el voto de la gente”. Cristina Kirchner no escuchó al Presidente en el recinto: viajó ayer a Río Gallegos, informaron sus allegados.
Resultados educativos por escuela

El Presidente reiteró una promesa realizada en la apertura de sesiones ordinarias del año pasado: la de levantar la prohibición de publicar resultados educativos por escuela.

“Insistiré este año en reformar un artículo de la Ley Nacional de Educación que impide informar pormenorizadamente sobre las evaluaciones de calidad de aprendizajes. Los padres merecen saber la verdad, merecen saber a qué escuela llevan a sus hijos. Necesitan saber la calidad de la institución para asegurarse que preparen a los chicos para tener un buen trabajo en el futuro”, señaló.

Sin precisarlo, Macri hizo referencia al artículo 97 de la Ley N° 26.206 de Educación Nacional, sancionada en 2006. La norma establece la publicación de datos e indicadores, pero insiste en el “resguardo” de la identidad de los alumnos, docentes e instituciones educativas con el objetivo de “evitar cualquier forma de estigmatización”. Es decir, no se pueden dar a conocer los indicadores de aprendizaje que logra cada escuela.

Se trató de una de las pocas menciones educativas que hizo el Presidente en casi una hora de discurso. Ya cerca del final, hizo referencia a la importancia de que “los chicos puedan aprender con herramientas de este siglo” y destacó la incorporación de la tecnología en las aulas.

Una despedida eufórica

El cierre del discurso fue a toda euforia: “El tiempo es hoy, nuestro tiempo es hoy, no dejemos que los predicadores de la resignación y el miedo le ganen a la esperanza. Nuestra esperanza es fuerte y está basada en lo que sabemos que podemos hacer. Y yo soy el primero en saber lo que han sido estos meses: ¡cuánto dolor! ¡cuánta angustia! Y me he hecho cargo, pero estoy seguro que esta es la generación que con valentía decidió encarar lo que nunca se había hecho. Decidió hacer una reforma profunda, de verdad, de nuestro país. Cambios de verdad. Esos cambios que se necesitaban y esperábamos y juntos nos hemos comprometido a hacer una sociedad en serio y juntos lo estamos haciendo”.

“Por eso les digo: ¡vamos argentinos! ¡vamos con fuerza! ¡Vamos en serio! ¡Vamos con coraje! ¡Vamos con pasión! Este es nuestro país y juntos lo vamos a sacar adelante. ¡Vamos Argentina, vamos Argentina!”, completó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by keepvid themefull earn money